www.zonamovilidad.es
Febrero 2013    27 de mayo de 2022

mujeres referentes tecnología

La transformación digital acelerada por la pandemia y por los fondos de recuperación están permitiendo a empresas y administraciones públicas impulsar la incorporación de nuevos softwares de gestión de cara a la relación con los clientes, una cuestión que se ha demostrado clave para ahorrar costes y mejorar la valoración de los usuarios.

El sector de las telecomunicaciones está en constante evolución. La necesidad de conectar a todos y todo es cada vez más acuciante, lo que hace evidente que las tecnologías de tierra tradicionales no puedan llegar a todos los puntos, ya sea por rentabilidad o por geografía y ahí es donde entra en juego la conectividad satelital que permite acceder a internet desde cualquier punto a velocidades aceptables.

El auge de la digitalización ha llegado a todos los rincones: desde el teletrabajo y la educación a distancia, hasta la automatización de procesos laborales y las gestiones empresariales con amplias soluciones; y esto es el principio de un proceso tecnológico que abarca a todas las empresas en todos los sectores.

Si hay algo que debamos reconocer y agradecerle a la pandemia es que haya traído la normalización del trabajo híbrido y del teletrabajo a las oficinas de medio mundo, una cuestión que hasta la fecha era poco considerada e incluso despreciada, pero la realidad es que el teletrabajo puede ser incluso más productivo que el de oficina, y aquí es donde los portátiles potente entran en juego.

Según un reciente estudio de McKinsey, la COVID-19 tuvo un mayor efecto en las mujeres, dado que los puestos de trabajo que ocuparon durante la pandemia fueron 1,8 veces más vulnerables que los de los hombres. Por su parte, las grandes multinacionales del sector tecnológico – una industria cuya recuperación fue considerablemente más rápida que la media - experimentó un crecimiento del 2%. A pesar de que el sector tecnológico va a la zaga en cuanto a diversidad de género, es importante reconocer lo bien que lo hacen las mujeres que trabajan en ese sector. Es difícil ser mujer en los negocios, pero lo es aún más serlo en la industria de la tecnología.

El sector de las telecomunicaciones se enfrenta a una de sus mayores transformaciones con el despliegue de la 5G que promete ser un revulsivo total para el sector, pero también con la apuesta por tecnologías de Open RAN.

La industria de la robótica está disparando su crecimiento en los últimos años con un aumento de uso en la industria, el sector del retail, logística y también de acompañamiento.

La industria tecnológica está revolucionando el mundo. La digitalización y nuevas tecnologías como la cloud, la IA y la 5G, entre otras, están transformando la forma de trabajar, comunicarse, relacionarse y en definitiva vivir. Sin embargo, el mundo está formado por hombres y mujeres y éstas últimas todavía son una minoría en la industria tecnológica que avanza a pasos lentos para cambiar la tendencia.

La industria tecnológica ha evolucionado en los últimos años gracias a la conectividad, entre otras cuestiones, sin embargo, para que internet y la tecnología siga avanzando son necesarios espacios en los que almacenar datos, ahí entran en juego los data centers, pero también para el funcionamiento de lo que se denomina la cloud.

Alcanzar la igualdad de género en el mercado STEM es una de las claves más importantes para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU y para ello la visibilidad de las mujeres en posiciones de liderazgo permitirá estrechar esta brecha.

Mujer y tecnología son dos términos que hace veinte años era muy complicado verlos de la mano, sin embargo, a medida que avanza la sociedad y la industria evoluciona, también lo hace la inclusión para aprovechar el talento del 50% de la población. A pesar de estos avances, todavía hay muchos aspectos en los que hay que seguir trabajando.

Durante los últimos años, la industria de la tecnología y la digitalización ha acelerado los cambios en las empresas, la educación, el trabajo y el ocio, pero también ha llegado al mundo de la movilidad con el aumento del carsharing, la movilidad compartida y la micromovilidad.

Decía Valerie Jarret, la asesora principal de Barack Obama, que “el número de opciones que tiene una niña hoy en día es más alto que nunca, pero todavía hay mucho por hacer”, y es precisamente con esta filosofía de fondo con la que hace ya unos meses nacía este espacio de reflexión y conversaciones para hablar sobre y con las mujeres que son referencia en la industria tecnológica, compleja para todas ellas por la falta de oportunidades y la escasa representación en los grandes puestos.

Gestoras, ingenieras, desarrolladoras, diseñadoras… La presencia de las mujeres en la industria tecnológica es amplia y variada en áreas y rangos, aunque con escasa representación en las posiciones de poder y más aún siendo españolas a nivel internacional.

La industria tecnológica y la mujer están cada vez más unidas. Más allá de los niveles inferiores en los que ellas empiezan a entrar, los grandes cargos directivos son aún un reto, haciendo latente el techo de cristal. Sin embargo, hay mujeres que lo consiguen como es el caso de las mujeres representantes en este blog.