www.zonamovilidad.es
Centros de datos y puntos de interconexión, dos claves fundamentales para el funcionamiento de internet
Ampliar

Centros de datos y puntos de interconexión, dos claves fundamentales para el funcionamiento de internet

jueves 10 de junio de 2021, 12:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Si algo ha dejado claro la pandemia es que internet es vital en nuestros tiempos. Empresas, administraciones públicas, ocio, cultura, deporte, todo en estos meses atrás ha podido sobrevivir gracias a internet. Sin embargo, muchas veces se analiza la industria de las telecomunicaciones sólo desde el punto de vista de los operadores y además en muchos casos sólo con los operadores nacionales, dejando a un lado los locales o satelitales, que dan conectividad a una buena parte de la población.

En este sentido, hay que tener en cuenta que la industria de las telecos no se apoya solo en estos operadores, sino que hay mucho más: cables submarinos, centros de datos, puntos de interconexión, antenas, navegadores, dispositivos, routers, sistemas operativos, … y energía, no hay que olvidarse de ella. En todo el proceso que permite que alguien esté leyendo estas líneas entra en juego una gran cantidad de sistemas, máquinas, servidores, cables, servicios y, en definitiva, compañías.

El año pasado se cumplían 51 años desde el nacimiento de internet al que se dio la bienvenida con el primer mensaje ‘Lo’. Desde entonces todo ha cambiado. La conexión ya no está pensada (únicamente) para los ejércitos, sino que son globales y han revolucionado el mundo. En los libros de historia se lee la Revolución Industrial, pero todavía no se ha incluido la Revolución Digital que estamos viviendo desde hace ya unas décadas.

Actualmente, el 91% de la población española utiliza internet a diario, una cifra que seguirá en aumento los próximos años a medida que se amplíe el despliegue y las competencias digitales. Esta cifra es simbólica, ya que la media a nivel global no es ni de lejos, cercana. En concreto, las estimaciones del último informe anual de Cisco apuntan a que en 2023 el 66% de la población mundial tendrá acceso a internet, lo que supone una comunidad de internautas mundial de 5.300 millones de personas, frente al 51% de 2018.

La Península Ibérica, centro estratégico mundial de cable submarino

Leer más

Internet y su frágil resiliencia

Estas cifras evidencian la importancia del buen funcionamiento de internet. Hace unos días se paralizaba una buena parte de las webs a nivel mundial por un fallo en el CDN de Fastly que tumbaba durante algo más de una hora los servicios de cientos de páginas.

También durante los meses más duros del confinamiento en Europa y en Estados Unidos, servicios como Netflix, YouTube y Disney+, entre otros, se vieron obligados (no en España) a reducir la calidad de sus retransmisiones en streaming (en concreto el bitrate) para no saturar las redes de telecomunicaciones.

Otro caso sonado de los últimos meses es el incendio que sufrió un edificio de OVH que alojaba servidores desde los que se accedían a centeneras de páginas web y servicios y que bloqueó durante horas (e incluso días) los servicios de muchas compañías, provocando incluso pérdidas de datos irreparables.

Asimismo, un ejemplo más cercano es la nevada de Filomena en España, que provocó cortes de suministro de electricidad que a su vez provocó caídas en la red de telecomunicaciones que obligaron a utilizar grupos electrógenos de refuerzo para recuperar la conexión.

Intervenciones y unidades de emergencia, así resisten las telecos el impacto de Filomena

Leer más

Estas situaciones son solo ejemplos de la delicada, pero fundamental, infraestructura que sostiene internet a nivel global y que evidencia la amplia cantidad de compañías que entran en juego para el correcto funcionamiento de internet.

Puntos de interconexión

Más allá el número de internautas, crece también el número de horas que cada usuario destina a la red. En concreto, según explica Ivo Ivanov, CEO de DE-CIX Internacional, en una entrevista con Zonamovilidad.es, “como consecuencia de la coyuntura actual en la que se encuentran los ciudadanos, el consumo de Internet se ha visto incrementado, sobre todo al trasladar nuestra vida laboral y de ocio a nuestros hogares”.

Particularmente, desde marzo de 2020 se han registrado una serie de picos máximo de tráfico en sus puntos de intercambio. “Ahora podemos decir que DE-CIX gestionó un tráfico de 32 exabytes de datos en todo su ecosistema de interconexión, equivalente a la misma cantidad de datos que generaría una videollamada que durase ocho millones de años. Concretamente en DE-CIX Madrid los datos son reveladores y muestran que el tráfico de datos ha aumentado un 50% desde marzo del año pasado en este punto en concreto. Además las redes conectadas a este nodo han aumentado un 25%, pasando de 170 a 212 en solo un año”, apunta Ivanov.

El tráfico de Internet se ha disparado un 50% en un año

Leer más

Cifras similares aportan desde ESpanix, una ONG española que gestiona y mantiene un punto neutro de telecomunicaciones a nivel nacional. “De los 400 Gbps de los que partimos al principio del confinamiento crecimos muy rápidamente hasta los 750 Gbps, en cuestión de pocos días”, señala Cristóbal López, Gerente de ESpanix, en una entrevista con Zonamovilidad.es. “Después del verano con la vuelta al trabajo y a las clases online el tráfico se disparó hasta alcanzar el 1Tbps antes de Navidad e incluso los 1,25 Tbps después. La clave de nuestro gran éxito ha sido mantener siempre una capacidad sobrante del 100%”, destaca López.

Los puntos de intercambio permiten garantizar una infraestructura de internet estable, rápida y segura. Es decir, “los puntos de intercambio de Internet son un intermediario entre las redes de contenido o los proveedores de la nube y los operadores, por ejemplo, que a su vez ofrecen sus servicios a los usuarios”, explica Ivanov.

Esta idea la comparte también el gerente de ESpanix, quien apunta que “los nodos neutros permiten la interconexión directa de redes, reduciendo la latencia y mejorando la experiencia de usuario”.

“La latencia se ha convertido en la nueva divisa o menda de cambio de la era digital”

De este modo, en cada punto de intercambio, los proveedores de servicios de internet, operadores de red, servicios de contenidos y empresas intercambian tráfico a través de los que se denomina peering. Gracias a ello se consiguen conexiones directas, lo que permite reducir la latencia (el tiempo que tardan los paquetes de datos en ir desde el servidor al usuario final) y con ello se logra que los servicios de streaming funcionen de manera fluida y las comunicaciones no muestren cortes. “La latencia se ha convertido en la nueva divisa o menda de cambio de la era digital, tanto desde un punto de vista de usuario como de negocio”, advierte el CEO global de DE-CIX.

“Sin los contenidos, internet carecería de interés y sin la fibra no tendría capilaridad para llegar al usuario”

Sin embargo, “el funcionamiento de las redes depende del despliegue de fibra y de la capacidad de entregar contenidos a los usuarios. Los puntos neutros están justo ahí en medio, pero sin los contenidos, internet carecería de interés y sin la fibra no tendría capilaridad para llegar al usuario”, avisa López.

El teletrabajo ayudará a reducir hasta 3,9 millones de toneladas de CO2e al año en España

Leer más

Los centros de datos

Por otro lado, entran en juego también los centros de datos, “el lugar físico donde se alojan los equipos y servidores que conforman Internet para intercambiar, almacenar y procesar información y desde donde se sirve el contenido digital tanto a los ciudadanos como a las empresas”, tal y como explica Robert Assink, director general de Interxion España, en una entrevista con Zonamovilidad.es.

Una de las cuestiones que siempre se ha destacado de internet es la capacidad de conectar cualquier punto del mundo (siempre que se den las condiciones de despliegue apropiadas), sin embargo, en los casos de los centros de datos, la situación física del centro es relevante.

“La ubicación depende en gran medida de la concentración de población usuaria de esos servicios y del alcance que tenga”

“Desde un centro de datos se sirven servicios digitales, por lo tanto, su ubicación depende en gran medida de la concentración de población usuaria de esos servicios y del alcance que tenga”, apunta Assink, que destaca además que “Madrid cumple ambos requisitos: cuenta con la mayor concentración de población y su situación geográfica hace que esta distribución de servicios sea óptima”.

La conectividad es clave para poder entregar contenido desde las empresas a los usuarios y viceversa y cuanto mejor sea esa conectividad, menos latencia habrá en esa distribución de los datos.

Madrid se está convirtiendo en el ‘puerto digital’ de los cables submarinos que llegan a las costas de España y Portugal; su posición geográfica en el centro de la península permite estar a una distancia similar con otros puntos del territorio; está siendo foco de inversión de otros proveedores de centros de datos de colocation e hiperescalares (Microsoft, Google); y es foco de atracción de talento”, señala Assink.

Madrid alberga el mayor centro de datos del mundo por tamaño y calidad

Leer más

Como decíamos, una de las claves para el correcto funcionamiento de todo estos servicios, tanto de conectividad como de mantenimiento de los centros y puntos de interconexión, es la electricidad y el consumo que hace.

En este sentido, los centros de datos y los gigantes tecnológicos han acordado en los últimos años diferentes estrategias para poder reducir el consumo en pro del medioambiente, hacerlo más eficiente y optar por energías verdes frente a los tradicionales combustibles fósiles con el fin de luchar contra el cambio climático y reducir las emisiones de CO2.

“La energía renovable es un requisito vital a la hora de proyectar y gestionar un centro de datos”, apunta Assink, que recuerda que todos los centros de datos de Interxion consumen energía 100% procedente de fuentes renovables con certificación de origen. “En cuanto al consumo energético, la tendencia observada en los 20 años que llevamos operando es que la eficiencia energética, tanto de equipamiento IT como de infraestructura de refrigeración, se ha incrementado a un ritmo muy rápido y ha permitido estabilizar el consumo eléctrico en los últimos años, a pesar de la gran expansión de servicios digitales”, destaca el director general de Interxion España.

El consumo de internet seguirá al alza

Como hemos visto, la situación marca una tendencia al alza, tanto en número de usuarios conectados, de dispositivos y de consumo, por lo que se espera que tanto el consumo de internet, como el número de centro de datos repartidos por el mundo vaya al alza.

“El tráfico vendrá determinado por el uso que se dé a Internet”, recalca Cristóbal López, Gerente de ESpanix, quien asegura que “por nuestra parte nuestra tarea ha sido estar preparados para absorber todo ese crecimiento, y aún hoy seguimos haciendo planes y trabajando en la mejora del nodo para dar mejor servicio a la comunidad”.

“Esperamos un crecimiento continuo, ya que cada vez más empresas de diferentes sectores necesitarán interconectarse con los proveedores de aplicaciones"

En este sentido, Ivo Ivanov, CEO de DE-CIX Internacional, es más esperanzador y asegura que “esperamos un crecimiento continuo, ya que cada vez más empresas de diferentes sectores necesitarán interconectarse con los proveedores de aplicaciones, con los servicios en la nube y con sus proveedores de datos, lo que aumentará el valor del data journey y mejorará el funcionamiento de los servicios para sus clientes. Creemos que el uso de plataformas que intercambian datos a una latencia más baja y de una manera más segura aumentará drásticamente”.

Y una situación similar la vivirán los centros de datos, un sector que “vive un gran momento y continuará creciendo en España por su relevancia para la economía digital”, destaca Robert Assink, director general de Interxion España.

“El tráfico de internet continuará creciendo porque las empresas han acelerado los procesos de transformación digital y los usuarios nos hemos vuelto más digitales"

“El tráfico de internet continuará creciendo porque las empresas han acelerado los procesos de transformación digital y los usuarios nos hemos vuelto más digitales. Trabajamos, nos educamos, compramos, y nos entretenemos o interactuamos online: este movimiento hace que los centros de datos continúen su expansión para interconectar usuarios, empresas y contenido”, concluye Assink.

Internet de las Cosas, 5G, cloud, data centers, realidad extendida, coches autónomos, smart cities, hogares inteligentes, salud conectada… Todo dependerá del éxito de los centros de datos y de los puntos de interconexión, pero también del despliegue de las redes, de la fibra, de la energía y, también, de la ciberseguridad. Todo el ecosistema de internet está interconectado y ahí reside su éxito.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios