Febrero 2013    11 de diciembre de 2018

Pruebas moviles smartphones tabletas > Pruebas Motorola

Marca, rendimiento y buen precio son tres factores que Motorola Móviles, hoy una compañía de Lenovo, conjuga a la perfección. Y este hecho, fácilmente constatable al probar sus terminales, ha derivado en buenos resultados económicos, inversión en investigación y un paso adelante con guiños a los usuarios realmente interesantes. Buen ejemplo, la tercera edición de su apreciadísimo Moto G, que esta vez se comercializa en dos ediciones: 8 GB de memoria interna + 1 GB RAM o 16 GB de almacenamiento integrado + 2 GB RAM; ambos con cuna para memoria de extensión externa.

Móviles Motorola

Dice un viejo refrán que “quien se viste de verde, con su belleza se atreve” y, tal vez por eso, Motorola ha optado por un color llamativo, veraniego y osado para identificar el último modelo que ha sacado al mercado y que presenta batalla no sólo en diseño y calidad, sino también en precio

Móviles Motorola

Entre la gama media de Motorola ha destacado el Moto X4, un terminal de buen rendimiento con el que la marca quiere hacerse un hueco gracias a una cámara frontal de 16 megapíxeles
Moto E segunda generación, el pequeño móvil de la familia Moto, destaca por su precio competitivo de 129 euros y por su 4G LTE. La marca americana da a los usuarios la posibilidad de disfrutar de un móvil con las últimas prestaciones de conectividad y de software, ya que el nuevo Moto tiene integrado el Android Lollipop.
Que Motorola siempre ha sabido hacer teléfonos, es algo que tenemos claro desde la prehistoria de la telefonía móvil, o, más concretamente, desde que Martín Cooper, al frente de su equipo, puso la primera piedra de una tecnología que revolucionaría el mundo. Hoy Motorola, una empresa que ha vivido un sin fin de idas y venidas en los últimos años y que, tras la parcelación y venta de la mayoría de sus divisiones, fabrica móviles bajo la propiedad de Lenovo, da un nuevo golpe en la mesa y, en sociedad con Google, saca al mercado un firme candidato a mejor teléfono del año: el Nexus 6.
Motorola se especializa en el lanzamiento de dispositivos poderosos y al mismo tiempo de equipos muy económicos. Analizamos este smartphone y te contamos nuestra opinión.

Si algo nos va a traer el nuevo año es la lucha en el segmento de lo que se denomina los 'sub200'; es decir en la gama de smartphones que cuestan menos de 200 euros y en la que van a competir los varios agentes del mercado: los Samsung Tizen, los Firefox, algunos Nokia espectaculares y muy especialmente este nuevo Motorola G, un 'niño mimado' de Google optimizado para todo aquello que la multinacional considera relevante. 

Prueba Motorola RAZR TX910. Tiene de todo, no pesa, es muy bonito y compite por el nº 1 del mercado. FIN ¡Ah, no! ¡Que tenemos que contar más cosas! Pues… empecemos…
No es de extrañar que lleve el mismo nombre que el que fue uno de los terminales más míticos de Motorola, el RAZR, ya que el terminal resulta incuestionable prácticamente en todos los aspectos salvo en que lleva MicroSIM (una lata si usas varios teléfonos) y batería fija.

 


Prueba Motorola Motolux, Motorola MotoluxMotoluxe es un terminal con el que la firma norteamericana vuelve a la senda que le hizo estar entre los primeros fabricantes mundiales de telefonía móvil. Un equipo con un diseño interesante y funciones avanzadas a un precio contenido (Orange lo ofrece desde 0 euros).

 

La firma norteamericana quiere volver a ser la que era y el Motorola Motoluxe es un ejemplo elocuente de ello. Un dispositivo con un diseño cuidado y funciones multimedia, sin nada que envidiar a otros equipos ‘top’ de marcas como Samsung o HTC, pero comercializado a un precio más asequible.
Para ello Motorola ha apostado por un procesador menos potente, de un único núcleo y 800 MHz de velocidad que aporta una gestión correcta de todas las funciones del dispositivo.
Trabaja con Android como sistema operativo, concretamente con la versión 2.3, también llamada Gingerbread
, sobre una pantalla de nada menos que

Prueba Motorola Atrix. En principio, hablar del Motorola Atrix debería ser hablar de un teléfono móvil más, de un celular con sistema operativo Android de tantos que salen actualmente al mercado. De hecho, su apariencia es similar a la de otros y el diseño, si bien es correcto, no parece merecedor de un  premio IFF ni que esconda lo que realmente es: una revolución.

¿Y por qué utilizamos el término revolución para referirnos a un terminal de un fabricante americano que, hasta hace poco, parecía haber perdido la orientación? Pues porque el Atrix, lejos de ser simplemente un smartphone, es una CPU con 1 GB de RAM, la pieza principal de un ecosistema que renueva el significado de la palabra móvil e incluso el de movilidad. El secreto: valor añadido. Un Atrix es un teléfono móvil, es la unidad de un ordenador portátil, es un centro de contenidos multimedia para disfrutar en nuestra televisión, es un navegador, un reproductor con mando a distancia... una novedad.

“Si algo funciona ¿para qué tocarlo?” reza el popular dicho español, y eso han debido pensar en Motorola para diseñar este Moto G 4G de segunda generación. Este dispositivo es una réplica idéntica del antecesor y bastante parecido al exitoso Moto G, salvo por algunas diferencias notables como su conectividad, en este caso LTE, y su sistema operativo Android Lollipop. Pero para no volvernos locos dejaré de hacer comparaciones entre los Motos y me centraré sólo en el que tenemos entre manos.

Motorola trae a España un dispositivo cuyos pequeños detalles prometen encantar a los fans y a los que no lo son tanto de un fabricante que al ritmo de ´Ok Google Now´ intenta recuperar el posicionamiento perdido.

Motorola Razr Maxx, Razr MaxxLlamado a ser el más alto de su gama el nuevo equipo de la revitalizada Motorola es, sin duda, el que nos permite fiarnos más de la duración de la batería aún con un consumo abrumador de datos configurados. Un día y medio, casi dos, hemos podido probarlo sin enchufarlo a la corriente, cosa que no podríamos realizar con otros equipos de marcas que causan furor y a las cuales se les tiene una grandiosa cultura, pero cuyas prestaciones se diluyen en el marketing diario.

Prueba Motorola Defy Plus, test Motorola Defy Plus, Motorola Defy PlusPrueba Motorola Defy plus. Uno de los grandes éxitos de Motorola en los últimos años ha sido Defy, el primer móvil resistente al agua, al polvo y a las ralladuras que salió al mercado en 2010 y que ahora ya es toda una familia; ya que si bien probamos el Defy +, pronto llegará al mercado el recientemente presentado Defy Mini. Según el fabricante americano, el Defy + es “más listo, más rápido y aporta más valor”

 

Como todos los Motorolas, lo primero que debemos hacer cuando estrenamos un terminal es dedicar unos minutos a la configuración de Motoblur (la interfaz de usuario propia de Motorola), Google y los permisos de localización y privacidad. Ya en marcha, comprobamos que, efectivamente, este teléfono es mucho más rápido que la primera versión, ya que integra un chip de Texas Instrument a 1 GHz (el anterior iba a 800 GHz) y, por tanto, la respuesta al toque, la actividad multimedia o la navegación son mucho más rápidas.

Motorola MilestonePrueba-test Motorola Milestone. Esperado, comentado y deseado. Tres palabras que precedieron el lanzamiento del Motorola Milestone debido a su comercialización en el mercado americano, meses antes de llegar a Europa y, más concretamente, a España. Diseño ejecutivo, reúne algunas de las características que más llaman la atención actualmente: pantalla grande multitáctil capacitiva (se usa con el dedo), teclado QWERTY desplegable con navegador de cinco posiciones, cámara de 5 Mpx, potente reproductor multimedia y un sistema operativo avanzado que permite descargar todo tipo de aplicaciones para adaptarlo completamente a nuestro gusto y uso personal.

Motorola DextMotorola vuelve a la vida y lo hace centrando en el primero de los terminales Android que comercializa en nuestro país, el DEXT. Sólido en cuanto a materiales de construcción, se trata de un modelo slider, manejable, con un tamaño suficientemente grande y suficientemente cómodo que dispone de teclado QWERTY con pulsadores abombados y un detalle poco común: un navegador multidireccional a la izquierda del tablero.

Cerrado, la tecla del menú, que también desbloquea el terminal; la de home (abre, igualmente, la pantalla de aplicaciones) y la de retorno (fundamental para facilitar el uso).Debajo, imperceptible, el altavoz, detalle que hay que saber para no taparlo y correr el riesgo de bloquear la salida del sonido.

Acceso a la cámara, apagado de pantalla, volumen, puerto de carga microUSB y un botoncito para activar el ‘silencio’ instantáneamente son las facilidades que nos encontramos alrededor del mismo, en el marco del terminal.

0,40625