www.zonamovilidad.es
Por Alfonso de Castañeda
x
alfondcctelycom4com/8/8/17
lunes 04 de octubre de 2021, 10:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

Decía Valerie Jarret, la asesora principal de Barack Obama, que “el número de opciones que tiene una niña hoy en día es más alto que nunca, pero todavía hay mucho por hacer”, y es precisamente con esta filosofía de fondo con la que hace ya unos meses nacía este espacio de reflexión y conversaciones para hablar sobre y con las mujeres que son referencia en la industria tecnológica, compleja para todas ellas por la falta de oportunidades y la escasa representación en los grandes puestos.

La decimocuarta invitada al blog ‘Mujer y Tecnología’ es Anna Oró Jordán, directora de operaciones de SAP España, la tercera compañía de software más grande del mundo, un cargo que asumió en enero de 2020.

Licenciada en Matemáticas Informática por la Universidad de Barcelona, Oró cuenta con un MBA en Administración y Dirección de Empresas por la ESADE.

Oró inició su carrera profesional en 1989 en T&G Iberia y tras ello se incorporó al equipo de Cai Software, en ambos casos como consultora técnica. Posteriormente, ya en 1997, se suma a Nabisco Ibérica, una compañía de alimentación como directora de controlling, aunque apenas estuvo siete meses ya que se unió a SAP a principios de 1998.

La invitada de esta semana lleva los últimos 23 años ligado al mundo de SAP, tanto directa como indirectamente. Durante su primera etapa en SAP, Oró se une al equipo de ventas y llega a dirigir un equipo de ventas a nivel nacional. En 2006 se desliga ligeramente de la marca y se una al Centre Informàtica i Telecomunicacions de la Generalitat de Catalunya como directora del Centro de competencia SAP.

Ya en 2008 regresa a SAP como responsable de cuentas globales en España y durante estos años ha ocupado diferentes posiciones, hasta alcanzar el cargo que ocupa actualmente como directora de operaciones (COO).

María Luisa Melo (Huawei): “es esencial despertar vocaciones STEM en las niñas”

Leer más

Zonamovilidad.es: Hola Anna, en primer lugar me gustaría darte las gracias por participar en este proyecto con el que buscamos dar visibilidad a las mujeres en la industria para luchar contra la brecha de género digital. Me gustaría empezar por analizar la situación actual de la mujer en el mundo tecnológico, ¿cuál crees que es?

“De las candidaturas que se presentan para puestos de trabajo digitales, solo la cuarta parte proviene de mujeres”

Anna Oró: Ha mejorado algo en los últimos años y a la vez queda mucho camino por recorrer. Así lo demuestra el hecho de que sólo un 2% de las mujeres ocupadas en España trabaje en el sector TIC, mientras que el porcentaje de hombres es del 5,7%, casi el triple. Otro dato revelador es que de las candidaturas que se presentan para puestos de trabajo digitales, solo la cuarta parte proviene de mujeres. Son datos de un estudio de ONTSI y el Instituto de la Mujer.

El problema de base es la formación. Son muy pocas las mujeres que se forman en STEM y, por tanto, son pocas las que optan a puestos de trabajo en este sector. Es importante seguir desarrollando y empujando iniciativas para tratar de cambiar esta tendencia para hacer atractivas estas carreras para las niñas y tener más talento femenino formado en este ámbito.

Una vez que logremos esto, habrá mucha más paridad. Las empresas tienen claro que la diversidad es esencial para sus negocios y en el caso de la tecnología, en el que la innovación es fundamental, la diversidad de formas de pensar es importantísima.

En SAP somos conscientes de ello. Globalmente, el 33% de la plantilla está formado por mujeres y en España somos más, el 37% de la plantilla. Si hablamos de puestos directivos, hoy en día las mujeres ocupamos el 27% de los puestos directivos, tanto en la corporación como en España, y el objetivo es que en 2022 el porcentaje ascienda al 30%.

ZM: ¿Crees que a las jóvenes les cuesta optar por carreras STEM? ¿Es cuestión de gustos, de roles, de falta de concienciación, de falta de referentes, interés…?

Oró: Sí les cuesta más. Si se analizan las matriculaciones registradas en 2020 en la universidad, el 59% correspondían a mujeres. Sin embargo, en los ámbitos de Ingeniería y Arquitectura la presencia femenina era del 24,8%, es decir, un 34,2% inferior al nivel general.

Probablemente parte del problema esté en años de educación que proyectan una determinada imagen de las carreras técnicas, siempre muy asociadas al género masculino.

La falta de referentes que ayuden a romper con esos estereotipos influye. Es importante que se vea que los perfiles personales de quienes se dedican a carreras técnicas no vienen determinados por ellas. Si me puedo poner como ejemplo, soy matemática de formación. Las matemáticas me apasionan desde pequeña, pero también me apasionan otras disciplinas no científicas como la moda, la gastronomía o los deportes. Y mi círculo personal tiene todo tipo de perfiles.

Charlotte Serres (Voi): “Hay mucho que hacer para eliminar los estereotipos desde una temprana edad”

Leer más

ZM: ¿Qué barreras, si las hay, consideras que son las más importantes a las que se enfrenta una niña que se propone dedicarse a la tecnología?

Son barreras de percepción y culturales, fundamentalmente. A la idea que mencionábamos anteriormente de la imagen que tenemos de las personas que se dedican a la tecnología o a las carreras técnicas, se suma una herencia cultural que no se cambia tan rápidamente como nos gustaría.

Las niñas son mejores estudiantes que los niños y, sin embargo, no se consideran buenas en matemáticas, por ejemplo. Y no es que no lo sean, es la imagen que tienen de sí mismas.

“Hay que hacer una gran labor para cambiar la mentalidad de las mujeres”

Y esa misma mentalidad y percepción se repite a la hora de acceder a un puesto de trabajo o a un puesto directivo. A las mujeres nos falta asertividad, creernos capaces. Es lo que se denomina síndrome del impostor, una condición que afecta principalmente a las mujeres y que se asocia a una incapacidad de percibir el éxito propio y a una sensación de falsedad frente al resto. Es una autoexigencia que tiende a irradiarse a otros ámbitos de la vida.

Hay que hacer una gran labor para cambiar la mentalidad de las mujeres.

ZM: Pese a que la brecha en competencias es generalizada en la población sí hay cierta diferencia entre hombres y mujeres, ¿por qué crees que es así y cómo se puede afrontar esto?

Creo que la brecha es mayor en las generaciones de más edad. Es una cuestión más generacional. Entre las mujeres jóvenes no se perciben diferencias y hay estudios que lo corroboran.

En la Encuesta de equipamiento y uso de las TIC en los hogares de 2020 del INE, vemos que las mujeres utilizan ordenadores, móviles y navegan por Internet un poco más que los hombres, incluso. Los porcentajes son 92,3, 71,3 y 95,7, respectivamente, para las mujeres, y 90,8, 67,8 y 93,4, para los hombres. Además, en el caso de las compras por Internet, la brecha cada vez es menor. En ese informe tan solo del 0,9 por ciento a favor de los hombres.

Sinceramente, creo que hay que seguir trabajando para reducir esa brecha, haciendo fuerza, sobre todo, en las mujeres de más edad.

Montserrat Peidró (Also Cloud): “El negocio de la tecnología no se entiende sin la mujer como parte integrante”

Leer más

ZM: Por último, me gustaría terminar con un asunto más personal, ¿hay alguna mujer o mujeres que hayan marcado tu vida tanto personal como profesionalmente? ¿Por qué?

Oró: Diría que mi madre. Es una mujer a la que admiro enormemente. Fue emprendedora en la industria textil, en un momento en el que las mujeres no emprendían y muchas de ellas ni siquiera trabajaban fuera del hogar. Fue valiente y con una enorme capacidad de trabajo.

En general, admiro a las mujeres que rompen moldes, que han hecho algo que no se espera de ellas. Desde Indira Gandhi, a Amelia Earhart, pionera de la aviación que se convirtió en la primera mujer piloto en cruzar el Atlántico, o a Marie Curie.

“Algo positivo que podemos extraer de la pandemia es que ha puesto de manifiesto la viabilidad y la importancia de la digitalización”

Zonamovilidad.es: Cambiando ligeramente de tercio, ¿cómo ha evolucionado vuestra oferta a raíz de la pandemia? ¿Se está notando la aceleración?

Anna Oró: Sin duda, se está notando la aceleración. El impulso de la transformación digital es una realidad. Algo positivo que podemos extraer de la pandemia es que ha puesto de manifiesto la viabilidad y la importancia de la digitalización, sobre todo entre las pymes. Ahí es donde más estamos notando el cambio.

Hay una clara tendencia al cloud, y, en nuestro caso, además, un aumento de la demanda de soluciones de gestión empresarial, lo que tradicionalmente se conoce como ERP, que permite mantener un control sobre todos los elementos del negocio. Además, cada vez hay más interés por las soluciones de gestión inteligentes, es decir, aquellas que integran inteligencia artificial y que permiten, además, predecir comportamientos de la demanda y tomar mejores decisiones. En general, de todas aquellas soluciones que permitan a las empresas adaptarse rápidamente a cualquier imprevisto, desde una pandemia a una subida de la inflación como la que estamos viviendo.

Otras soluciones que están teniendo una gran demanda son las de comercio electrónico y las de digitalización de la cadena de suministro, que ayudan a combatir roturas de stock como la sucedida en la pandemia o tratar de paliar situaciones como la que están padeciendo muchas industrias por la escasez de chips.

Hemos adaptado parte de nuestra oferta y hemos lanzado una nueva oferta dirigida a facilitar a los clientes el paso hacia cloud. Se denomina ‘RISE with SAP’ e incluye todo lo que necesitan las empresas para dar ese paso, desde el ERP cloud, la inteligencia artificial, la infraestructura y la guía y el acompañamiento necesario en todo el proyecto.

ZM: Entrando en el negocio de SAP, la pandemia ha revolucionado el mercado del comercio eléctrico, ¿cómo está afectando esto a vuestro negocio y qué perspectivas tenéis a futuro?

Oró: Ha afectado muy positivamente, la verdad. Nuestra solución de comercio electrónico SAP Commerce Cloud multiplicó por 2 el volumen de pedidos que se gestionaron a través de ella en 2020 y sigue creciendo. En el segundo trimestre de este año se han gestionado 218.000 pedidos en 173 países y el volumen total de mercancía bruta que ha gestionado, aumentó un 45%.

Las perspectivas son muy buenas porque el comercio electrónico vive una auténtica explosión. Además, estamos preparando una app que permitirá crear una tienda de comercio electrónico en menos de dos semanas. Está dirigida a pymes y vamos a revolucionar el mercado con ella.

Alicia Richart (Afiniti): “La mujer está subrepresentada en la industria tecnológica”

Leer más

ZM: Asimismo, la pandemia ha impulsado la digitalización de todos los sectores, incluido el sector público, ¿cómo estáis viviendo esta tendencia? ¿Notáis diferencia entre unos y otros?

Efectivamente, el sector público está experimentando una importante transformación. Está acelerando su digitalización. En SAP tenemos una amplia experiencia en este ámbito: 15 de las 17 comunidades gestionan sus presupuestos con software de SAP.

Recientemente, la Comunidad de Madrid anunciaba que daba el salto a nuestra solución de software de gestión empresarial SAP S/4HANA para la gestión presupuestaria y de compras. SAP S/4HANA se integra en Nexus la plataforma de información de la Comunidad que presta servicio a 9.500 usuarios y realizan 1.000.000 de transacciones diarias. El Ayuntamiento de Madrid es otro ejemplo: ha llevado su gestión a la nube con SAP dentro de su plan de transformación digital y acercamiento al ciudadano. Esta será la tendencia, claramente.

ZM: Volviendo a la digitalización y las competencias digitales, ¿qué lectura hacéis de la situación actual de España frente a otros países, tanto europeos como asiáticos y/o americanos?

“La pandemia ha supuesto un antes y un después y desde todos los ámbitos se está trabajando para dar el paso definitivo que ponga a España en la posición que debería ocupar”

Vamos por el buen camino, aunque despacito. Como decíamos anteriormente, la pandemia ha supuesto un antes y un después y desde todos los ámbitos se está trabajando para dar el paso definitivo que ponga a España en la posición que debería ocupar. No puede ser que la cuarta economía de la UE, ocupe la undécima posición en el Índice de Economía y Sociedad Digital.

En el ámbito de competencias hay que hacer un trabajo importante en el ámbito académico.

Con respecto a otros continentes, creo que Europa tiene que evolucionar mucho para mejorar su posición con respecto a EE.UU. y países asiáticos como China, Japón o Corea. Hay que fomentar la innovación y que iniciativas como Gaia-X, la plataforma impulsada por la UE y algunas empresas, entre las que se encuentra SAP, para crear una infraestructura cloud europea, sean más frecuentes. Si no, perderemos la batalla de la digitalización y Europa no se lo puede permitir.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios