Febrero 2013    17 de junio de 2019

Reportajes

Es cierto, el hombre llegó a la Luna hace 15 años (20 de julio de 1969) mucho antes de que existieran iPads, dispositivos smartphone, u ordenadores capaces de almacenar cientos de gigabytes. Pero el hombre llegó a la Luna, y sus aparatos, aunque arcaicos, tuvieron la capacidad de ‘dar un gran paso’ en la historia de la humanidad.

Huawei, más allá de la muralla

Tres días fueron suficientes para comprender que, algún día, cada rincón de la tierra estará conectado y que hay empresas decididas a conseguirlo. El pasado 24 de abril, en Shenzhen, China, Huawei, esa compañía asiática que ha asumido el concepto de universal y que presume de ofrecer soluciones extremo a extremo en redes de telecomunicaciones, terminales y soluciones de cloud computing, rindió cuentas y expuso, ante 400 analistas, socios y prensa internacional, su estrategia; la cual resumió en una frase: “El objetivo de Huawei es ayudar a construir un mundo mejor interconectado”. 

El pequeño país asiático que cuenta con una población de más de 16 millones de habitantes ha otorgado sus dos licencias para explotar el mercado móvil a los operadores Telenor y Ooredoo.

El idílico Lago Mayor del Norte de Italia fue el escenario de la cuarta edición de Airheads@ EMEA Atmosphere 2014, un evento convocado por Aruba Networks en el cual, entre conferencias y demostraciones, se expuso cómo va a ser el futuro de los llamados puestos de trabajo; cómo la tecnología los conduce hacia un cambio sin retorno y cómo los propios trabajadores lideran ese cambio.

Una gran mayoría de los consumidores tienen la idea de que sus teléfonos son inmunes a los virus, y que cuando navegamos por la red con ellos estamos perfectamente a salvo. Pero la realidad es muy distinta.

Movistar TV, la relanzada gran cadena de televisión de Telefónica, que ofrece a sus clientes 75 canales, se ha asegurado los derechos exclusivos de las motos y la Formula 1, en años venideros. 

En un mercado más que consolidado, donde Android sigue siendo el rey de los sistemas operativos para smartphones y tablets con un 70%, de cuota de mercado mundial y un 90% de cuota en España, los OS no dejan de multiplicarse.

Las fabricas chinas y asiáticas en general, durante años, han producido dispositivos diseñados de este lado del planeta pero, delimitando su terreno de actuación propio. Pero ¿qué sucede cuando las grandes marcas de esos mismos países deciden dar el salto e invadir el terreno de grandes como Samsung, LG o Sony? Su pujanza es indudable. 

Tuvimos oportunidad de probar las esperadas Google Glass; una prenda tecnológica que promete revolucionar nuestra vida y forma de trabajar. 

Telefónica inauguró, el pasado 30 de abril de 2013, el mayor centro de datos del mundo, por tamaño y calidad, en la madrileña localidad de Alcalá de Henares, donde alojará no sólo sus servicios cloud y las plataformas de los clientes de España, Reino Unido, Alemania y la República Checa; sino de todas aquellas pequeñas, medianas y grandes empresas que requieran  una garantía de seguridad y fiabilidad del 99,995%.

Mientras los informes sobre la Sociedad de la Información española que realiza el Gobierno registran cifras ascendentes con respecto a la digitalización de las empresas, lejos de sumarse a las últimas tecnologías que combinan informática tradicional y movilidad, éstas contratan sistemas ya obsoletos o apuestan por la combinación de web y aplicaciones en vez de sumarse a la ola 'responsive'.

Los sensores pueden encontrarse en gran número de sistemas y dispositivos electrónicos; sin embargo, la mayor parte de ellos adolecen de la capacidad de procesar y analizar los datos que detectan, limitándose a funcionar como un transductor que realiza la medición de una o más variables del entorno y envía dicha información a un procesador central.

La compañía presentó en su sede mundial BT MeetMe with Dolby Voice, una tecnología que explota en exclusiva por dos años y que nos permite comunicarnos de forma tan excepcional que parece que estuviésemos cara a cara. 

La credibilidad en las compañías tecnológicas sufre un importante crack cuya consecuencia inmediata será la menor contratación de servicios de almacenamiento por parte de individuos y empresas. Un estudio sugiera la pérdida de más de 22 mil millones de dólares en este incipiente mercado. 

Desde finales de los 90 suceden este tipo de ataques, pero los últimos tiempos se ha incrementado la frecuencia de forma exponencial, poniendo en jaque hasta los sistemas más robustos. 

Los hechos son claros: si conectamos un PC a Internet, en cuestión de minutos, o incluso segundos, éste habrá sido infectado. Necesitamos medidas de protección en nuestro ordenador, una de las cuales es el antivirus, y poco a poco todos los usuarios hemos aprendido y somos conscientes de los riesgos que existen en la Red, y cómo prevenirnos ante ellos.

0,265625